Gran éxito en la Gala Extraordinaria Fundación Intereconomía. La Partytura

roxana-esteve

El pasado martes 31 de mayo, el Auditorio Nacional de Música celebró esta gran Gala Extraordinaria de concertistas en un compromiso adquirido con algunos de los nuevos talentos más brillantes de la música,  junto a la magnífica La Partytura Consort y bajo la dirección del excelente y carismático maestro cántabro Ramón Torrelledó.

Aforo máximo en el Auditorio Nacional y experiencia insustituible de sensaciones que se generan en una actuación en vivo. Sí, la música es un arte vivo, sentir el aliento colectivo contenido y, tras el silencio, que puede parecer eterno en la última nota de la partitura, al concluir la obra, y escuchar la expresión de todo un auditorio en un gran aplauso…., no tiene equivalencia con nada.

El maestro Ramón Torrelledó es un excelente transmisor de sentimientos que, además de promocionar a jóvenes intérpretes de música clásica, se ha convertido en un gran embajador de la música, y en cada una de sus palabras deja patente su mensaje y pasión por ella: arte, cultura, placer, mensaje y compromiso.

Quiero recordar la reseña que escribió hace años el (sin duda) mejor crítico musical y entendido de la época, Antonio Fernández Cid en el diario ABC:

“Torrelledó tiene un gesto amplio, directo, persuasivo, y logra un notable rendimiento de la Sinfónica de Moscú (…) El éxito grandísimo”.

Y ciertamente, Torrelledó tiene esas habilidades y dotes persuasivas a las que se refirió Fernández Cid, y que con facilidad él comunica y te convence.

El joven y enérgico pianista cordobés Emín Kiourktchian (17 años), de ascendencia rusa, fue el primer artista que nos cautivó con su interpretación del Allegro molto moderato del Concierto para piano y orquesta en La menor Op. 16 del compositor noruego Edward Grieg.

Es cierto que la impresión inicial que nos dejó, decayó en el bis que nos ofreció a continuación, quizá porque la arrebatadora y tan potente pieza inicial le dejó el listón al máximo.

‘Dona Nobis Pacem’ de Wolfgang Amadeus Mozart nos hundió en la butaca, sobrecogidos al escuchar las más de 250 voces empastadas del ‘Multicoro La Partytura’.

Y llegó el turno de “nuestros niños”, de los que desde Bekultura seguimos su carrera portentosa: los pianistas Diego (23 años) y Noelia (19 años) Navas Padilla, que interpretaron a dúo el Allegro del Concierto para 2 pianos Kv. 365 No. 10 en Mi bemol Mayor de Wolfgang Amadeus Mozart.

Diego Navas Padilla traspasa la batería, sus notas son como flechas que se clavan directamente al corazón, posee fuerza y garra… Noelia parece dejar la música de sus dedos suspendida en el aire, como en un holograma de hadas, ella baila, bailan sus dedos, sus brazos, sus hombros, su rostro…. Es una aleación tan distinta y tan hermosa a la vez, que escuchar a los dos hermanos unidos y conectados es todo un verdadero espectáculo para la vista y los oídos.

Noelia con un bis escogido e interpretado, como quien teje un tapiz, comenzó a sonar en nuestros oídos ‘Para Elisa’ de Ludwig van Beethoven. Noelia, “La bailarina del piano”, comenzó la conocida melodía totalmente sutil, conmovedora… Pero de pronto, un giro en la partitura nos dejó con la boca abierta; era ‘Para Diabelli’ de Pascual Gimeno, el tema que desarrolló Noelia y con el que nos sorprendió gratamente. Pascual Gimeno es el pianista y compositor  homenajeado en la pasada 21ª edición del Concurso de Piano “Compositores de España”, de noviembre de 2021, en Madrid.

Diego interpretó en su bis: Estudio opus 39 n°9 de Rachmaninov. Diego no perdió ni un ápice de ímpetu en ese vertiginoso despliegue de octavas del compositor ruso, donde se percibía, además del brío que la obra requiere, un equilibrio exquisito y justo para acabar con redondez la pieza.

Los hermanos, interpretaron a cuatro manos el bis: ‘El vals de las flores’ del Cascanueces de Tchaikovsky. Fue como ver a dos grandes pintores dejar su arte en un mismo lienzo. Él, pinta su música con rojos intensos, azules y verdes como Caravaggio; ella, se recrea en pinceladas pastel, lilas, púrpuras y malvas, como Monet.

La segunda parte de la gala arrancó con el violinista ucraniano de 17 años, Petro Pozniansky. Su sensibilidad e historia desató la ovación del público; el joven alumno de la institución musical más prestigiosa de Járkov, el Liceo Musical Estatal de Járkov, y es un  laureado artista en diferentes concursos de violín nacionales e internacionales, contando a la vez con experiencia en música de cámara y sinfónica. Pozniansky llegó hace tres meses a nuestro país huyendo de una injusta e incomprensible guerra. Tras su intención de ingresar y seguir desarrollando sus estudios en una escuela de música aquí en nuestro país, de la que el maestro Torrelledó obvió el nombre, el muchacho se encontró con la negativa de la “susodicha escuela” por la falta de títulos y diplomas ¿Perdón? Para no salirme del tema musical diré: ¡Vaya país de pandereta! ¡Qué vergüenza!

¡Recuerden!: si se alejan de una guerra y necesitan refugio en nuestro país, no se olviden de sus títulos y diplomaturas bajo el brazo. Afortunadamente, esperamos tener a muchos Torrelledó para dar visibilidad y valor a estos valiosos intérpretes ¡En la vida hay que tener oídos, y no orejas que no escuchan!

El Multicoro La Partytura nos erizó el bello y sobrecogió con su ‘Va Pensiero’ de la Ópera Nabucco de Verdi, que se convirtió en un segundo himno de Italia.

La acordeonista Marta Cubas Hondal (19 años), nos deleitó con notable gusto el Allegro non molto, el Largo, y el Allegro del Concierto n.º 4 en fa menor, Op. 8, RV 297, ‘El invierno’ (El invierno de las estaciones) de Vivaldi.

La benjamina de 11 años y violinista Sophie Rodríguez Escalante (ganadora de la tercera edición del concurso televisivo ‘Prodigios’), nos enamoró con el Zapateado Op. 23 Nº 2 del virtuoso violinista y compositor español Pablo de Sarasate. Sophie desató el ciclón, arrebatadora, y con audacia y frenesí conquistó a todo un auditorio.

El director de orquesta Andrés Salado, jurado de ‘Prodigios’, le dedicó estas palabras a la pequeña gran artista: “Es alucinante que tenga diez años y tenga ese sonido en el violín. La mayor de tus virtudes es el sonido, el color del instrumento, la facilidad que tienes para moverte, para entender técnicamente el instrumento, y para cantar con él”. Estoy totalmente de acuerdo, y lo que pronunció Salado en una de las galas donde participó Sophie es la mejor manera de definir a la prodigiosa violinista.

El ‘Multicoro La Partytura’ puso el broche final con las Danzas Eslavas (Selección) del compositor Antonín Dvořák, cuyo canon, bajo la sin par dirección de Torrelledó, se elevó a la categoría de conversación.

La fluidez de la batuta de Torrelledó contagió a todos los asistentes con la última guinda del pastel coronada por estas estupendas corales, que con la acertada cohesión de temas míticos más actuales en la que ‘Hey Jude’ de The Beatles consiguió que nuestros pies y nuestras palmas llevaran el ritmo al compás, de manera entusiasta.

Debemos luchar y fomentar, como así lo demuestra el maestro Torrelledó, para que todas las personas sobre todo los más jóvenes, puedan sentir y disfrutar experiencias estéticas y culturales únicas como la vivida el pasado 31 de mayo.

¡Educar nuestro oídos y los de nuestros hijos, que serán el público de mañana, es una misión y responsabilidad de todos!

Elenco de la gala:

Emín Kiourktchian , piano

Noelia Navas Padilla, piano

Diego Navas Padilla, piano

Petro Pozniansky, violín

Marta Cubas Hondal, acordeón

Sophie Rodríguez Escalante, violín

Coros:

Coro Esperanto

Grupo vocal Fuga a Tempo

Grupo Coral En Clave de Barrio

Coro Infantil Orquesta Escuela de Barrio

Iván Conde, director

Coro Rock & Choir de Torrelodones

Yeray Afonso, director

Coro Intercultural Voces de Ida y Vuelta

Guayarmina Calvo y Cristina Mora Barranco, directoras

Coro del Hospital 12 de Octubre

Guayarmina Calvo, directora

Coro Municipal de Boadilla del Monte “Luigi Bocherini”

David Hurtado, director

Coro de Arquitectos de Madrid

Coral Polifónica Sagrada Familia

José Luis Ovejas, director

Grupo Coral C@nt@m@s

Ignacio Guijarro, director

Coro de la Comunidad Judía de Madrid

Merche Benzaquén, directora

Coro IES María Guerrero

Carina Brezzi, directora

Coro del Club de Amigos de El Toro TV

LAPARTYTURA Consort

Ramón Torrelledó, director 


¡Ah! Y si visitáis el Auditorio Nacional de Música, no dudéis en acercaros al Restaurante ‘La ancha’ con más de 100 años de historia (C. del Príncipe de Vergara, 204) y probar tres de sus clásicos: su exquisita tortilla en salsa de callos, las croquetas y el filete empanado. Gema Benavides, responsable de la tarde/noche del restaurante y los camareros Anabella y Edwin te recibirán con verdadera amabilidad y profesionalidad.

Nuestra rica gastronomía forma una parte importante de nuestra cultura y vamos a apoyarla.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
roxana-esteve
Cantante lírica, actriz, dramaturga y RRPP de teatro. Debuté a los 14 años en Zarzuela, siendo la tiple cómica más joven de España, realizando mi carrera lírica con las principales compañías del país. Pasé al teatro clásico, perteneciendo durante quince años a la Cía. Titular del Teatro Español a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Comencé en el mundo de la dramaturgia con las obras “Aventuras en el jurásico”, “Los alumnos de Merlín” y “Vecinas”, Actualmente acabo de terminar mi primera novela “Dos mujeres sí pueden ser amigas”.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Desnudando a Eros, mucho más que una obra teatral

Los chicos del coro ¡Por fin en España!

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades