Tristán Ulloa, fascinado por Sam Shepard

El actor estrena True West en las Naves del Español junto a Kike Guaza

Nació en Orleans, Francia el año que se inauguraba la década del 70. Es actor y director, autor y escritor. Sus abuelos fueron exiliados republicanos y emigrantes gallegos, de madre y de padre respectivamente. Se trasladó muy pronto a Madrid y es ésta su casa de adopción, aunque por motivos laborales familiares tuvo que pasar la adolescencia en Vigo. Y fue ahí donde el teatro se convirtió en su terapia hasta el día de hoy. Las ciencias empresariales no le engancharon lo suficiente y su regreso a Madrid tenía un objetivo claro: el de la interpretación.

El grupo teatral de la Universidad, la escuela TAI, la Resad (Real Escuela Superior de Arte Dramático)… ya todo giraría en torno a la interpretación. E hizo parada y fonda en el Estudio de Juan Carlos Corazza.

En televisión debuta de la mano de Iñaki Mercero y en el cine, con un protagonista que le confía Salvador García Ruiz en Mensaka.

Su carrera está plagada de grandes títulos como Lucía y el sexo, Salvador o Mataharis. En los años 2000 dirige junto a su hermano David Ulloa su primera película, Pudor.

Las tablas le atrapan en montajes como Roberto Zucco, Julio César, Tierra del Fuego y El precio.

Funda la compañía Adentro Teatro junto a su mujer (consolidada dramaturga y directora, además de actriz) Carolina Román y con Nelson Dante. Con En Construcción consiguen la nominación al Premio Max.

Como curiosidad, fue nominado en el año 2008 a los Premios Goya como mejor intérprete por Mataharis y como mejor director y escritor por Pudor. Logro sólo conseguido por Fernando Fernán Gómez e Icíar Bollain.

Es un tipo sencillo, afable, cercano. Un poco inquieto, eso sí. Con mucho por aprender y con mucha curiosidad aún por satisfacer. 

Su familia es un pequeño “centro cultural” que sirve de epicentro a todos sus talentosos miembros. Una familia adorada y adorable cuyo miembro masculino (Max) parece seguir los pasos de sus progenitores y promete darnos muchas alegrías y muchas buenas nuevas.

Alberto Vázquez: ¿Qué es True West?

Tristán Ulloa: Una obra escrita por Sam Shepard con tintes de comedia negra y un poso existencialista, espiritual incluso. Es un juego de espejos que habla de carencias, de escasez de recursos para gestionar esas carencias emocionales para con nuestros allegados y con nosotros mismos. Se podría entender incluso como un soliloquio, el de la eterna dicotomía entre luz y oscuridad, lo convencional y lo anárquico. La obra también es una gamberrada, una patada al sueño americano. Shepard huye todo el rato de la zona de confort y tampoco se la permite al espectador. Nada es redondo ni simétrico. Es una función áspera, de digestión impredecible y eso es todo un reto para un público inteligente y para cualquier actor inquieto.

Alberto Vázquez: ¿Qué tiene el teatro?

Tristán Ulloa: El teatro es el aquí y el ahora. Da igual lo que hiciste la función anterior, tienes que levantarla de nuevo cada día. Es una lección de humildad, una toma de tierra, una buena metáfora (o paradigma, más bien) de lo que realmente es nuestro oficio.

Alberto Vázquez: ¿En qué punto está tu relación con el cine?

Tristán Ulloa: Me dejo querer, pero no pierdo la cabeza por rodar cualquier cosa. Para mí lo principal es el guion. Por supuesto también el director y el reparto. Si eso está bien, el formato es secundario.

Alberto Vázquez: ¿Volverás a dirigir?

Tristán Ulloa: Esa es mi intención. Tanto en teatro como en audiovisual.

Alberto Vázquez: Ha llovido mucho desde Lucía y el sexo

Tristán Ulloa: 22 años… ¡Madre mía! Le debo mucho a esa película, sin duda.

Alberto Vázquez: ¿Y tu relación con la televisión?

Tristán Ulloa: Yo ya no distingo entre cine y televisión. Lo único que las diferenciaba era la forma de emisión pero ya ni eso. En ese sentido gozo de una situación privilegiada, porque mi relación con el medio es bastante continuada.  

Alberto Vázquez: El cine hecho para las plataformas ¿Es lo mismo?

Tristán Ulloa: Te contesto lo mismo de antes: lo importante es la historia. Son malos tiempos para los puristas de formatos y viejos prejuicios.

Alberto Vázquez: Tu hijo Max se ha estrenado en el cine por la puerta grande ¿Cuál es el consejo que no debe olvidar?

Tristán Ulloa: Si eliges este oficio lo principal: ser feliz. Pero también debes saber que exige un compromiso que implica ser responsable y respetuoso con las personas con las que te toque trabajar.

Alberto Vázquez: En tu hogar se respira cultura…

Tristán Ulloa: De manera inevitable y casi inconsciente.

Alberto Vázquez: Tres razones de peso para no perderse True West.

Tristán Ulloa: Shepard, Shepard y Shepard. Bueno, también que como compañía no lo hacemos mal, qué coño. 

Más información y venta de entradas para True West

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
Actor, cantante y ocasionalmente escritor. He desarrollado una amplísima carrera en la televisión, el cine, y sobre todo en el teatro musical participando en producciones como ‘Mamma Mía’,  ‘Antoine’, ‘Amar en tiempos revueltos’ o ‘Cuéntame cómo pasó’. Actualmente actuando en el musical ‘El Médico’.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Maria Adamuz reabre el Albéniz con Company junto a Antonio Banderas

Carolina Román estrena su nueva obra, Amaeru

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades