Julieta Serrano: ¡Bravo por las leyendas como ella!

roxana-esteve

Julieta Serrano nació en Barcelona, es una de las celebridades más activas de nuestro país y un talismán para muchos directores. Nuestra maravillosa y joven invitada, aunque haya soplado las velitas de su tarta numero 89, con su talento borda y engrandece a todos los personajes a los que ha dado vida: ‘Entre tinieblas’ (La madre superiora); ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (Lucía) de Pedro Almodóvar; ‘Mi querida señorita’ de Jaime de Armiñán; ‘Tata mía’ de José Luis Borau; y ‘El amante bilingüe’ de Vicente Aranda, ‘Dolor y gloria’, ‘Madres paralelas’

Las personas especiales y grandes hablan y actúan con sencillez y la veterana Julieta Serrano lo es: ella brilla por dentro y por fuera.

Roxana Esteve: Provienes de una familia de actores; tus tías eran actrices…

Julieta Serrano: Mis abuelos tenían una compañía de zarzuela. Yo tenía dos tías: la mayor, que murió en una gira, en Buenos Aires, de la gripe española, ¡aunque a mí, no me salen las cuentas! Pero claro, cuando era niña, yo a mi tía no la había conocido. Y la otra tía, Enriqueta Serrano, vivía con su madre que se casó con Pablo Sorozábal. Enriqueta era una artista que cantaba, interpretaba, bailaba… ¡Era bellísima!

Roxana: Julieta, te cuento: yo fui tiple cómica porqueme enamoré de los papeles que Pablo Sorozábal componía a su mujer. Son las tiples cómicas más bellas de las zarzuelas: El Abel de ‘La tabernera del puerto’, la Olga de ‘Katiuska’, la Clarita de ‘El Manojo de rosas’… Sin duda, “La Serrano” fue la tiple cómica más grande y más completa en la zarzuela. Entonces, ¿te criaste oyendo zarzuela?

Julieta Serrano: Bueno, es un decir, porque mis abuelos ya estaban jubilados. Mi abuelo murió cuando yo tenía tres años, en el año 36 cuando estalló la guerra y nos pasó por encima como una tanqueta. Yo tengo recuerdos de mi abuelo porque le adoraba. Pero murió en mayo y mi abuela vivió muchos años, pero ya muy mayor. Yo tenía la referencia de mi tía María, de las fotos que tenía en casa, la que murió de gira en Buenos Aires. Y luego Enriqueta tenía un carrerón, venía a ver a la familia, pero yo no había nacido cuando ellas ya estaban triunfando. Yo lo viví un poco como un sueño, porque en mi casa adoraban la zarzuela. Había un piano que era de mi tía María y que nunca lo tocó nadie porque ella había muerto hacía muchísimos años, entonces había un amor enorme por el teatro pero vivirlo era un sueño que yo tenía de oír hablar y de escuchar a mi padre que también era, o le hubiera gustado ser actor, y acabo siendo administrativo. Mi madre también fue una artista porque era una modista de bandera, estudio en Valencia y era una maestra de la costura.

Roxana: Comenzaste en Madrid en la compañía teatral de José Tamayo Rivas ¿Qué recuerdos te vienen de aquella época?

Julieta Serrano: Sí, empecé en la compañía de José Tamayo, lo que pasa es que la obra con la que yo empecé a hacer teatro era de aficionados en Barcelona, que no había casi teatro, venían todas las compañías de Madrid. Todos teníamos grupos de teatro aficionado, en doblaje, en la radio…Todos estábamos haciendo cosas, y yo me ganaba la vida dibujando porque había estudiado en la Escuela de Artes y Oficios. Me ganaba la vida dibujando hasta horas indescriptibles, de quitarme de dormir y de todo… También ensayaba y hacía obras de teatro. Y allí fue cuando conocí a Miguel Narros, luego a José Luis Alonso, que vino a Barcelona a ver una obra de Miguel. Ellos dos eran muy amigos, así que, entre uno y otro, me llevaron a Madrid: primero José Luis, después Miguel Narros… ¡Y así, fui a parar a Madrid!

Roxana: Háblanos de tus primeros trabajos ¿Qué sentiste la primera vez que interpretaste algo? Y, ¿Qué fue?

Julieta Serrano: (Se ríe) ¡Por favor, es que yo era una enana! Tenía 13 años, llevaba trenzas y en mi barrio (que era un barrio de obreros), El Poble-sec, ahí al pie de Montjuic, se hizo un grupo de gente para recaudar dinero para el club de natación de Montjuic. Entonces, mi padre, que tenía esa cosa, con eso de haber sido hijo de actores…, hicimos el ‘Don Juan Tenorio’, para recaudar fondos para el club. Mi padre hizo de Tenorio ¡Todo parecía como de broma! (Se ríe, recordándolo).

Pero, realmente, yo empecé a hacer teatro a los 14 años. Me vio el director que llevaba el Orfeó de Sants, y trabajé además del Orfeó de Sants, en el Orfeón de Gracia, en los infantiles del Romea… En estos infantiles sí gané un dinerito, aunque era muy poquito.

Pero todo eso es fuera del periodo de la profesión. Profesionalmente todo empezó con ‘El diario de Ana Frank’. Ahí conocí a Berta Riaza y a Alicia Hermida, que fueron y han sido mis amigas, hermanas, madres…, ¡de todo! Y cuando me contrataron para hacer una gira con el diario, luego al finalizarla vino Narros, porque tenía una pequeña compañía, me llamó para que fuera a Madrid, y allí me quedé 7 años. Eso sí, viniendo Madrid- Barcelona continuamente, hasta que ya decidí quedarme en Madrid.

Roxana: ¿Recuerdas tu primer sueldo?

Julieta Serrano: Pues veras, fue en una de esas compañías de teatro de aficionados que a veces íbamos a pueblos y nos daban “un dinerillo”, ¡poco dinero, pero algo nos daban! No se consideraba como un sueldo profesional, porque yo volvía a casa y volvía a mi taller de dibujo: el ‘Taller Morató, Esmaltes suntuarios’. Era poquito, porque había una situación muy precaria en España, en la posguerra ¡Fue muy duro! Cuando mi padre se fue a la guerra, mi madre, mi hermano y yo nos fuimos a Valencia, porque mi madre tenía seis hermanas y estuvimos de hermana en hermana, viviendo hasta que volvió mi padre. En aquel momento yo vivía en el campo, nunca viví en la ciudad de Valencia, viví en la huerta, porque mi familia eran huertanos. ¡Yo era muy feliz en la huerta!  ¡Libre! Todas las puertas abiertas en el pueblo de mi madre: con mis primos, mi hermano ¡lo pasábamos muy bien! Lo terrible fue a la vuelta, que llegó la posguerra, la carencia de todo, de comida…; los peligros: no podías salir a la calle, era una situación dura, y todo eso fue después de la guerra.

Roxana: ¿Cuál es el papel de cine del que más orgullosa estás?

Julieta Serrano: Naturalmente voy a decir ‘Las criadas’, que hice con Nuria Espert, dirigida por Víctor García. Creo que fue una explosión de descubrir, de abrir puertas, de que corriera el aire, de teatro nuevo. Y luego también, cuando formé la compañía “un ratito” porque me apetecía mucho hacer ‘El largo viaje del día hacia la noche´. Formé un grupo de profesionales, porque yo ya era profesional y ya vivía en Madrid, y también creo que ‘El largo viaje del día hacia la noche´ es una obra que me marcó especialmente.

Roxana: Julieta, tu público espera nuevos proyectos, nuevas películas…

Julieta Serrano: Me voy el sábado a Málaga porque me han hecho el documental ‘El viaje de Julieta’* y el domingo lo proyectan. Es como un álbum de mi vida enfocado en la cosa profesional.

Roxana: ¡Qué maravilla!Eres una enciclopedia, me encanta escucharte, estaría días oyéndote y aprendiendo…

Julieta Serrano: Pues así hemos estado, horas y horas… Porque Pancho G, Matienzo, el director, es el hijo de Luisa Matienzo, que es muy amiga mía y una persona maravillosa. Él me insistía en hacerlo y al final, entre los dos me convencieron. Porque yo pensaba que mi vida ¿a quién le iba a interesar? Lo iniciamos hace tiempo, luego llegó la pandemia y se paró todo, no hicimos nada, pero al final lo han terminado y lo estrenan en Málaga. Me hace mucha ilusión ¡Estoy muy contenta!

Roxana: Con tu trayectoria, nadie mejor que tú para saber tu punto de vista sobre, cómo ha mejorado el cine.

Julieta Serrano: En España siempre hubo cine, yo ahora veo películas que se hicieron antes y después de la guerra con técnicos y actores buenísimos en blanco y negro, y siempre hubo buen cine. Luego la censura hizo un machaque y todos hacíamos lo que podíamos, porque el cine nos apasiona, como el teatro que es el cáliz, la simiente de todo esto de la interpretación. 

Roxana: Y, ¿En qué No ha mejorado?

Julieta Serrano: Han mejorado muchísimo todos los elementos. Los materiales en el cine han mejorado, y han cambiado muchísimo y luego las historias pasadas la dictadura… Yo creo que hay muy buenos directores, pero creo también que falla algo… A lo mejor es el guion, porque tener un buen guion es muy importante. Luego también los medios, porque los medios que tienes en España no son como por ejemplo los del Francia. El cine francés está mucho más apoyado, aquí no se apoya tanto, ni económica, ni culturalmente. Es decir, el problema es que hay grandes profesionales muy buenos, pero falla la falta de medios, porque el cine genera una gran cantidad de trabajo y tendría que estar más protegido, más cuidado, con más medios y, ¡Es una pena!

Roxana: En 2020 recibiste el Premio Goya a la Mejor Actriz de Reparto por la película ‘Dolor y gloria’ de Pedro Almodóvar ¿Qué sentiste dentro de ti?

Julieta Serrano: La verdad es que me hizo mucha ilusión que me lo dieran a la edad que tengo. Yo había estado nominada dos veces más, pero que me lo dieran a la edad que me lo dieron, me hizo mucha ilusión. Pensé ¡Ha llegado! Y encontrarme con Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, María Barranco… ¡Fue una maravilla! La verdad es que me llenó el corazón. Y luego, los premios ¡ya sabes cómo son! Te hacen ilusión porque te están reconociendo un trabajo que has hecho con una ilusión y que, generalmente, no esperas ningún premio, y cuando llega es una sorpresa.

Roxana: ¿Dónde guardas el Goya?

Julieta Serrano: En mi casa: la puerta se abre así, hacia dentro, y yo soy muy cacharrera, tengo mucho cacharro en mi casa, tengo muchas cosas y en un rinconcito está el Goya ¡Entre mis cacharritos!

Roxana: Me impresionó descubrirte en la película ‘Madres paralelas’ y digo me impresionó porque tardé unos segundos en darme cuenta de que era mi Julieta Serrano. Das una clase magistral en solo dos minutos. ¿Cómo se puede interpretar a una mujer como la tía Brígida, con tanta de certeza, y tan llena de esa emotividad tan conmovedora?

Julieta Serrano: ¡Ay! Me vas a hacer sonrojar… (Se ríe). Me encanta, y te agradezco mucho que me elogies un papel tan pequeñito…

Roxana: Pero tú lo hiciste grande.

Julieta Serrano: Eso decía mi padre que “no hay papeles pequeños”.

Roxana: Yo te habría dado tu segundo Goya. ¡Lo tengo cronometrado! En la película tu intervención es exactamente de 1h 42’ 28” hasta 1h 44’ 21”.
Cuando dijeron ¡CORTEN! ¿Cómo reaccionó el equipo?, ¿Qué hicieron Pedro,
Penélope y el resto de compañeros?

Julieta Serrano: Es una tradición que cuando terminas un papel, te den un aplauso, te regalen flores… es una tradición y todo el equipo aplaude.

Roxana: ¿No te achucharon? ¡Yo te habría comido a besos!

Julieta Serrano: (Se ríe) ¡No seas exagerada! Hay mucho trabajo en una película y hay que seguir…, pero ¡muchas gracias cariño! 

Roxana: Julieta, ¡Qué feliz me has hecho! Gracias, gracias, gracias.

Julieta Serrano: ¡Ay! Gracias a ti, Roxana.

* ‘El viaje de Julieta’ se presentará en el 25 Festival de Málaga (18-27 de marzo de 2022).

Más detalles sobre ‘El viaje de Julieta’

Documentales /Sesiones especiales

PRODUCCIÓN: Pandora Cinema SL
DURACIÓN: 90 minutos
GUION: Pancho G. Matienzo, Asier Andueza
FOTOGRAFÍA: Ignacio Llarena, Alfredo Suárez (Pana)

MONTAJE: Pancho G. Matienzo

REPARTO:

Pedro Almódovar, Hector Alterio, Antonio Banderas, Ana Belén, Carmen Elías, Nuria Espert, Cayetana Guillén Cuervo, Paco León, Bárbara Lluch, Rossy de Palma, Marisa Paredes, José Carlos Plaza, Miguel Rellán, Anna R. Costa, Mireia Ros, Alfonso Ungría, y Gerardo Vera.

SINOPSIS

Hace más de 65 años que comenzó su inagotable carrera sobre los escenarios, según ella misma confiesa: “llegué al teatro por insatisfacción, por represión, por una falta de realización, el teatro era mi isla, mi país de Nunca Jamás”. Este documental nos da una visión de la vida de la persona y de la artista y su compromiso como actriz que para ella es sinónimo de rigor, versatilidad y oficio, pero sobre todo de una pasión arrolladora por una profesión a la que le ha dedicado toda su vida.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
roxana-esteve
Cantante lírica, actriz, dramaturga y RRPP de teatro. Debuté a los 14 años en Zarzuela, siendo la tiple cómica más joven de España, realizando mi carrera lírica con las principales compañías del país. Pasé al teatro clásico, perteneciendo durante quince años a la Cía. Titular del Teatro Español a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Comencé en el mundo de la dramaturgia con las obras “Aventuras en el jurásico”, “Los alumnos de Merlín” y “Vecinas”, Actualmente acabo de terminar mi primera novela “Dos mujeres sí pueden ser amigas”.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Cris Picos, flamante protagonista femenina de El médico

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades