Gabriel Olivares, un director con método propio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram

Gabriel Olivares: “Se dice que el teatro está siempre herido de muerte, pero yo lo veo especialmente vivo”

Gabriel Olivares es un conocido director de teatro con un espectro de acción más que amplio. No se casa con ningún formato ni ningún género, a pesar de que pareciera que donde más cómodo se siente es en la comedia. Un hombre que intenta estar despierto la mayor parte del tiempo y que, sin duda, lo consigue.

Lleva más de 25 años en la profesión y ha dirigido más de 50 montajes. Muchos de los grandes éxitos de la cartelera llevan su firma y tiene su propia compañía de investigación y trabajo, el Teatro LAB Madrid.

No se casa con nadie, pero repite mucho con los actores con los que trabaja a gusto.

Se trajo el método Suzuki de Nueva York y hace relativamente poco dio el paso a la actuación en el montaje que él mismo dirige ‘Yo soy Hamlet’, que se puede ver todos los lunes en el Teatro Reina Victoria y que interpreta junto al gran Leo Rivera.

“Desde que me he subido al escenario creo que ahora soy mejor director de actores, porque he vivido en primera persona cómo es ese proceso, desde que se lee un texto hasta que se levanta el telón”.

Alberto Vázquez: ¿Cuántas obras de teatro van ya Gabriel, por qué se te llama o se te reclama tanto?

Gabriel Olivares: Pues no las he contado, te diría que entre 50 y 60 producciones. Pero este trabajo no es cuestión de cantidad, sino de calidad y tengo la suerte de que el público responde a ellas y quedan programadas largo tiempo, así que, aunque no las ensayo ni las monto a la vez, coinciden en la cartelera.

Yo creo que me llaman porque hago un trabajo muy honesto y me pongo muy al servicio del texto, la producción y el reparto; y a veces trato de ser un poco invisible para que sea sólo eso lo que se vea.

Alberto Vázquez: ¿Qué es el LAB?

Gabriel Olivares: Teatro LAB Madrid es mi compañía, mi espacio de creación, y el sitio donde me permito investigar. Hace 10 años tenía una obra en cartel en casi todos los teatros privados y decidí irme a Nueva York. Estuve allí un año y medio y conocí a la company que dirige a Bogart, y en sus talleres conocí otra manera de hacer teatro. Tuve la necesidad de traerme toda esa experiencia y pasito a pasito la fui implementando en Madrid. Eso me permite tener otros medios de creación muy diferentes al del teatro privado. Y soy feliz teniendo un pie en el teatro comercial y el otro en un teatro mucho más personal.

Alberto Vázquez: ¿Eres un director de equipos fijos?

Gabriel Olivares: Creo que va unido al arte de hacer teatro, que es un trabajo en equipo. Soy un director que lidera ese equipo, pero no un director que te dice lo que tienes que hacer. Confío mucho en estructuras más horizontales de trabajo y me gusta tener un núcleo de ese equipo fijo, pero también me gusta incorporar nuevas semillitas, pensando en que ese equipo sea cada vez más grande.

Alberto Vázquez: ¿Cómo ves el momento actual del teatro en España?

Gabriel Olivares: Lo veo como una expresión de lo que es España, mucho contraste. Lo público y lo privado, acceder a casi cualquier espacio para poder realizar teatro en cualquier tamaño, y eso es una manifestación de la riqueza que hay en España culturalmente hablando. Eso ha provocado que el público también sea mucho más variado, lo cual es estupendo. Se dice que el teatro está siempre herido de muerte, pero yo lo veo especialmente vivo, sobre todo después de ese terrible confinamiento al que hemos estado sometidos. Juntarnos para realizar ese sagrado ritual que es el arte nos apetece ahora más que nunca.

Alberto Vázquez: ¿Algún actor o actriz fetiche?

Gabriel Olivares: Yo creo que no tengo fetiches, ni en mi vida en general ni tampoco actores. Los actores con los que trabajo no se convierten en mis fetiches, pero sí en lo más importante de cada una de las producciones. Me gustan mucho las actrices, los actores y el trabajo con ellos, descubrir y desvelar a través de ellos lo que cada obra de teatro esconde.

Alberto Vázquez: ¿A que aspirarías con todo lo ya hecho como director?

Gabriel Olivares: No aspiro a nada en concreto, esto es un camino muy largo, lo tengo clarísimo desde que empecé hace más de 25 años. No tengo aspiraciones, todos los sueños que me he propuesto de una manera u otra han ido cogiendo forma y van ocurriendo. Mi única expectativa es seguir trabajando. Pero de un tiempo a esta parte también me he propuesto poder disfrutar un poco del descanso y un poco más de mi tiempo.

Alberto Vázquez: ¿Cómo se ven los toros desde el otro lado de la barrera con tu paso a la actuación en ‘Yo soy Hamlet’?

Gabriel Olivares: Ha sido una osadía y un aprendizaje de los que no me arrepiento en absoluto. Disfruto como loco cada día que hago la obra junto a Leo Rivera. Es la primera vez que me subo al escenario y, aunque el personaje no soy yo exactamente, compartimos profesión y la pasión por este arte. Pero lo que más me ha supuesto es acercarme al trabajo actoral desde la experiencia y en primera persona. He aprendido lo que es estar disponible para un director, porque creo que el Gabriel actor ha estado muy disponible para Gabriel director y se ha tirado sin red ni paracaídas. Y también la dificultad de estar dentro y fuera es algo que me ha enseñado mucho. Desde que me he subido al escenario creo que soy mejor director de actores, porque he vivido en primera persona cómo es ese proceso desde que se lee un texto hasta que se levanta el telón.

Alberto Vázquez: ¿Repetirás experiencia?

Gabriel Olivares: De momento tengo un compromiso de dos años con ‘Yo soy Hamlet’, así que no me queda otra que volver una vez todas las semanas a hacer la función en el Reina Victoria, pero no me planteo una combinación de oficio. Creo que esta obra es un juego que me he comprometido a hacer, pero no me veo actuando en otras funciones. Bueno eso te lo digo hoy, igual dentro de seis meses cambia de opinión… jajaja.

Alberto Vázquez: ¿Alguna anécdota, algún consejo o ambos?

Gabriel Olivares: Hay un consejo que me doy yo en mi día a día que es confiar más en la voz interior, sensata, veraz y sin muchas dudas que hay dentro de nosotros, y que está muy conectada a nuestras emociones y a nuestro sentir. Escuchar más a esa voz y no tantos cantos de sirenas que nos rodean.

Alberto Vázquez: ¿Alguna recomendación digna de tenerse en cuenta?

Gabriel Olivares: Creo que no hay que perderse el teatro que surge de las compañías emergentes y pequeñas que, por desgracia, cada vez hay menos, porque cuesta mucho mantenerlas, pero a mí son las propuestas que más me interesan. Ya sean Els Joglars, La Zaranda, u otras muchas compañías emergentes, son un ejemplo al que hay que prestar ojos y oídos.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Actor, cantante y ocasionalmente escritor. He desarrollado una amplísima carrera en la televisión, el cine, y sobre todo en el teatro musical participando en producciones como ‘Mamma Mía’,  ‘Antoine’, ‘Amar en tiempos revueltos’ o ‘Cuéntame cómo pasó’. Actualmente actuando en el musical ‘El Médico’.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Joseán Moreno, de ‘El Médico’ a ‘La Historia Interminable’

Silvia de Pé, primera mujer que dirige la Unión de Actores y Actrices

Montserrat Martí Caballé: “Mi madre me inspiraba ya antes de empezar a cantar con ella”

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades