Ana Fernández: “Necesito saber todo sobre mis personajes”

Es una mujer y una actriz bellísima. Por dentro y por fuera, arriba y abajo de los escenarios y delante y detrás de las cámaras. Siempre dan ganas de abrazarla fuertemente y de llevarla a un rincón para hablar sin tiempo ni límite de cualquier cosa. El gran público la descubrió con la maravillosa película de Benito Zambrano, ‘Solas’, con la que consiguió el Goya a mejor actriz revelación. Con ‘You Are The One’ fue candidata de nuevo como mejor actriz de reparto y con ‘Historia de un beso’, como mejor actriz protagonista.

Ha trabajado a las órdenes de Pedro Almodóvar, José Luis Garci, Patricia Ferreira, Laura Mañá o el mismísimo Federico Luppi.

También en numerosas series de televisión y en grandes montajes de teatro. Su último gran trabajo ha sido su papel de Angustias en ‘La Casa de Bernarda Alba’ de Federico García Lorca, a las órdenes de José Carlos Plaza, donde está y ha estado rodeada de un elenco extraordinario de actrices, como Luisa Gavasa, Rosario Pardo, Consuelo Trujillo, Mona Martínez, Montse Peidró, Zaira Montes, Ruth Gabriel y Marina Salas.

Alberto Vázquez: ¿Cómo es Ana Fernández persona y cómo es Ana Fernández actriz?

Ana Fernández: Uf, eso es cosa de los demás, no sabría cómo definirme. Pero quizá sí puedo decir cómo me siento.

Como persona, me siento sobre todo curiosa. También desordenada y “disfrutona”. Me gusta probarlo todo o casi todo. En comidas, por ejemplo, soy capaz de probarlo todo, hasta lo más raro. Muy, muy despistada y una desordenada a la que le encanta el orden.

Como actriz, siento la misma curiosidad, lo que me lleva a preparar los personajes que me confían con una extrema investigación sobre ellos. Los vivo desde la responsabilidad y el placer. Un hermoso y enriquecedor proceso. Llego a imaginar cada detalle de su vida y de su historia. Y esto es fundamental para mí, para construir el personaje que quiero. He de saber cómo habla, claro, pero también qué come, cómo huele. De hecho, suelo utilizar un perfume específico para cada personaje. Jugar en serio a ser otra, ¿Puede haber algo más mágico, algo que nos mantenga más vivo al niño o la niña que llevamos dentro?

Todo lo despistada y desordenada que soy en la vida se esfuma en un escenario. Me gusta trabajar desde la relajación y el control.

Alberto Vázquez: Recientemente has estado inmersa en el universo de Lorca. ¿Qué es para ti Bernarda Alba?

Ana Fernández: Pues es una especie de cierre de un círculo: ‘La Casa de Bernarda Alba’ fue la primera obra que hice con 17 años, y ahora la hago de nuevo muchos años después. Cuando ya ha pasado un gran tramo de vida por mí.

Interpreté a Adela con 17 y luego con 21, con más experiencia profesional y vital. Supuso un gran viaje. Ahora, tanto tiempo después, encarnar a Angustias es como completar y enriquecer aún más ese viaje.

Y siempre es mágico interpretar a nuestro Lorca.

Alberto Vázquez: ¿Y quién es Angustias?

Ana Fernández: Un personaje que he descubierto con toda su complejidad gracias a la dirección de José Carlos Plaza. Él me descubrió el pozo de sentimientos que anida en ella. Una mujer llena de carencias, de deseos, de dolor, vulnerable, inteligente, sensible, también soberbia y orgullosa. Angustias, como todas las hijas de Bernarda, aunque quizás la que más en este montaje, sufre una tremenda falta de amor.

Alberto Vázquez: ¿Se sufre o se disfruta?

Ana Fernández: El proceso hasta llegar a ella ha sido una mezcla equilibrada. Yo disfruto mucho del periodo de ensayo, porque es donde más libre me siento. En este montaje estábamos trabajando fundamentalmente sobre la castración y todo lo oscuro y triste que ella conlleva. Profundizar sobre ello duele, pero dar pasitos hacia el personaje que te han confiado es muy placentero.

Y en las funciones, hacer el viaje con el público lo podría definir como el mayor disfrute. Cuando se produce la conexión nuestra alma vuela, aunque quede exhausta y haya rozado lo más oscuro.

Alberto Vázquez: Estar rodeada de mujeres potentísimas es una aventura.

Ana Fernández: Participar en esta ‘Casa de Bernarda Alba’ ha sido y será uno de los mayores regalos que me ha dado la profesión. Un regalo de vida.

Mis compañeras me han llenado de amor y de alegría. No exagero nada al decir que he vivido la magia absoluta. Las amo.

Alberto Vázquez: Decían que el teatro estaba herido de muerte…

Ana Fernández: El teatro es un herido de muerte que nunca morirá. Y ello afortunadamente para la sociedad; una sociedad que lo necesita, porque nada puede sustituir al teatro.

Alberto Vázquez: ¿Fue ‘Solas’ tu gran descubrimiento o había una gran carrera atrás que no se conocía?

Ana Fernández: Siempre he dicho que jamás hubiera podido afrontar ese personaje protagonista en un medio que no me era desconocido del todo, pero casi, y en tan solo 10 días de preparación, sin mi experiencia previa, fundamentalmente en teatro, pero también en TV como presentadora… y todo lo que había vivido antes.

Alberto Vázquez: ¿Tuviste que luchar mucho contra tu acento sevillano?

Ana Fernández: Mi acento me acompaña siempre, porque forma parte de mi ser. Pero nunca tuve problemas para dejarlo guardadito en mi corazón si el personaje que me tocaba interpretar no lo tenía. Además, he tenido la fortuna de interpretar a muchas mujeres andaluzas.

Alberto Vázquez: Algunos de los directores con los que has trabajado son épicos, y algunas de esas películas históricas. ¿Has tocado el cielo con las manos?

Ana Fernández: Este oficio nuestro me ha regalado muchos instantes de felicidad.

Alberto Vázquez: ¿Qué se siente al recibir un Goya?

Ana Fernández: Pues recuerdo que cuando fui consciente de que era para mí, no oí mi nombre cuando lo dijeron, sentí mucha alegría y mucho agradecimiento. El personaje por el que me lo daban llevaba dentro de ella muchas mujeres a las que les debo mucho.

Alberto Vázquez: Se te admira y se te quiere. ¿Podrías admirar a alguien que sabes mala persona?

Ana Fernández: Muchas gracias, sobre todo por el cariño. Me hago esa pregunta mucho. A una mala persona la deseo lejos de mí y hasta fuera del mundo.

No, no, categóricamente no puedo admirar a una mala persona.

Alberto Vázquez: Un deseo alcanzable.

Ana Fernández: Seguir en este oficio al que amo desde que tengo conciencia. Sin perder la ilusión, la alegría y el compromiso para con él.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
Actor, cantante y ocasionalmente escritor. He desarrollado una amplísima carrera en la televisión, el cine, y sobre todo en el teatro musical participando en producciones como ‘Mamma Mía’,  ‘Antoine’, ‘Amar en tiempos revueltos’ o ‘Cuéntame cómo pasó’. Actualmente actuando en el musical ‘El Médico’.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Lidia San José, entre México y España

César Camino: “El teatro me ha abducido en los últimos años”

Paco Arrojo, nuevo y flamante Sha en ‘El Médico’

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades