agenda
rené-margaritte

La máquina Margaritte “Un imperdible para los amantes del arte”/ hasta el 30 de enero de 2022

Madrid

hasta el 20 de enero de 2022

WEB OFICIAL ENTRADAS

El museo Thyssen-Bornemisza acoge las obras del pintor surrealista René Margaritte.

Del 14 septiembre de 2021 al 30 de enero de 2022 en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

La maravillosa exposición temporal es la primera retrospectiva de René Magritte (1898-1967) obra del ingenioso pintor belga, uno de los más grandes exponentes del movimiento surrealista del siglo XX,  Reúne más de 90 pinturas.
En sus provocativas obras, Magritte desarrolló el juego de las ideas y materia y el despertar al mundo de los sueños y los sentidos, valiéndose de objetos cotidianos. Su fascinante mente creó un estilo artístico con una filosofía única que los críticos designaron como “realismo mágico”.
Hemos escogido cuatro de las muchas obras icónicas del genio : 

La traición de las imágenes (1929)
Una de sus obras más icónicas forma parte de una serie de pinturas que reúnen imágenes  con texto. Bajo la imagen de una pipa Magritte plasmó el texto en francés, “Ceci n’est pas une pipe” (Esto no es una pipa), jugando con la ambigüedad entre la imagen y la frase que ponen en cuestión la relación entre un objeto pintado y uno real. Él explicó que no podía mentir pues la pipa de la imagen jamás la podría cargar. Es de la pocas veces que el pintor dio respuesta a uno de sus cuadros.
Las obras de Magritte lanzan preguntas.


El falso espejo (1929)
Magritte presenta un solo ojo ocupando todo el espacio del lienzo.
La dualidad del cuadro,llama la atención pues simultáneamente el espectador puede ver y ser visto por este gran ojo.
El cuadro fue propiedad del fotógrafo surrealista Man Ray,  desde 1933 hasta 1936, y describió la obra como una pintura que “ve tanto como ella misma se ve”.



Golconda (1953)
Óleo sobre lienzo.
¿hombres vestidos con abrigos oscuros y bombines flotan en el aire igual que si fueran globos, o quizás son hombres lloviendo del cielo? Magritte quiso representar al hombre común.



El hijo del hombre (1964)
Este óleo, es la versión más famosa de uno de sus autorretratos. El artista se representa vestido con un abrigo oscuro , una corbata roja y un bombín, de pie frente al espectador, delante de un muro bajo y de fondo una escena costera con un  nublado cielo .
Una manzana verde flota tapando prácticamente su rostro,  solo nos deja ver parte de sus ojos y cejas.
Forma parte de una serie  con otras dos obras que Magritte realizó en el  sesenta y cuatro:” El Hombre del bombín”,  figura de un hombre similar a la de “El hijo del hombre” cuyo rostro está tapado por un pájaro en vuelo. Y “La gran guerra”, donde son las flores las que ocultan el rostro de una mujer. Magritte despierta en el espectador el interés en lo que está oculto.


Después de su clausura en Madrid, la exposición viajará al Caixaforum de Barcelona.  

¡Haz clic para puntuar esta evento!
[ 5 ]

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades