Las 7 terribles restauraciones de arte de la historia

roxana-esteve

La ignorancia es muy atrevida, es infinita y en ocasiones puede llegar hasta límites insospechados. He seleccionado 7 desastrosas restauraciones que se efectuaron de forma inadecuada. Sé que al verlas nos provocarán más de una carcajada pero en realidad…, las consecuencias son lamentables.

Antes de comenzar, deben saber que “Ecce Homo”, traducido en latín  es, ‘éste es el hombre’ o ‘he aquí el hombre’. Pero, gracias a estos desastres que les voy a contar, o mejor dicho escribir, su significado ya no es el mismo ¿Qué significa, “lo dejaron hecho un Ecce Homo”? Persona lacerada, rota, de lastimoso aspecto.

1. Ecce Homo de Elías García Martínez

Sin duda, una de las peores restauraciones de todos los tiempos o quizá, la más sonada del siglo a nivel internacional.

Todo comenzó porque el mural del profesor de Bellas Artes García Martínez se encontraba muy deteriorado por la humedad en las paredes del Santuario de la Misericordia en la localidad zaragozana de Borja. La pintura original de 1930 fue restaurada en 2012 por Cecilia Giménez, “pintora” aficionada de 81 años que un buen día dijo, “Lo veo sin cara y muy estropeado” y pensó, ¿Cómo pueden tener esto así?  Y dijo, ¡Voy a hacer uno!

Cecilia, la vecina octogenaria del municipio pensaría… ¡Voy a sorprenderles, y vaya si lo hizo! Lo que alguna vez fueron los rasgos del rostro de Cristo los borró por completo y pintó una cara desfigurada encima de ellos con la misma habilidad que un niño.

Los resultados van más allá de la comprensión ¡El Cristo quedó hecho un cristo! Es una mezcla indescriptible entre lo trágico y lo cómico. Salió en todos los telediarios del país y parte del extranjero como todo un fenómeno social hasta tal punto, que se hizo viral en las redes sociales, inundándolas de disparatados memes, se convirtió en el disfraz de moda que incluso llegó a agotarse, periodistas internacionales viajaron hasta el pequeño pueblo para comprobar la noticia…

El pitorreo fue máximo: un corresponsal de la BBC, televisión del Reino Unido, anunció: el Ecce Homo se transformó en el esbozo de un mono muy peludo vestido con una túnica…

A día de hoy, el infructuoso intento de restauración no tiene solución pero…, gracias a la osadía de Cecilia, el pueblo recibe miles de turistas que quieren ver con sus propios ojos el  fenómeno. Además, para acceder al santuario y poder contemplar la pintura hay que pagar una entrada de tres euros, con una recaudación anual de 45.000 euros que van destinados a financiar el trabajo de dos guías de la iglesia; Este “disparate pictórico” se ha convertido un auténtico icono y fenómeno viral que tiene marca registrada y ha inspirado nada menos que a una ópera, Behold the man.

10 años han transcurrido ya desde su restauración y a su autora Cecilia Giménez, de 91 años, todavía le sorprende la fama alcanzada. A los familiares de esta buena mujer, ¿no se les ha ocurrido llevarla al oftalmólogo?

2. Niño Jesús en Ontario, Canadá

En 2015, el Ecce Homo de Borja tuvo sucesor: una escultura de la Virgen María y el Niño Jesús en Ontario (Canadá), fue “estropiciada” por una artista local de una forma tan sorprendente, que volvió a dar la vuelta al mundo como su antecedente de España.

Todo ocurrió cuando el Niño Jesús de la estatua de mármol de la iglesia católica de Saint Anne des Pins fue descabezado por un grupo de vándalos, según cuenta CBC News. El párroco Gérard Lajeunesse, ante la falta de fondos para una restauración profesional, decidió acudir a una vecina, la artista local, Heather Wise.

Ella “tan pichi”, aceptó restaurar la cabeza decapitada del niño Jesús a pesar de carecer de experiencia en esculpir esculturas. Y se puso manos a la obra: Wise utilizó una arcilla “coloradita” y, posteriormente, declaró que en el curso de Bellas Artes al que acudió en su etapa universitaria no le enseñaron a utilizar mármol.

El resultado fue espeluznante, ¡no tiene nombre! La cabecita del Niño Jesús se reemplazó por la pequeña hija de Los Simpson; una Maggie Simpson que parece que tras una gran “pataleta” se ha quedado endemoniada.

La autora del ‘Ecce Homo canadiense’ está claro que “no está buena” para hacer algo semejante, pero el párroco que lo vio mientras lo hacía y se lo consintió… ¡Tiene delito!

Es cierto que tras la tomadura de pelo, la iglesia nunca tuvo tantos visitantes. Afortunadamente, duró poco tiempo expuesta, pues lo ocurrido removió de tal manera la conciencia de los ladrones que ¡Gracias a Dios! devolvieron la cabeza robada.

Aunque la fechoría fue momentánea, siempre quedará en nuestra memoria.

3. La talla de San Jorge a caballo en Estella

Junio de 2018. Estella, la localidad de Navarra vivió con tremendo asombro el destrozo de la escultura de San Jorge del siglo XVIII, en la Iglesia de San Miguel. Manos inexpertas restauraron una talla policromada del siglo XVI en la localidad navarra con lamentable resultado

El ya conocido como el ‘Ecce Homo navarro’, apenas era reconocible tras la “restauración” llevada a cabo por una empleada de Karmacolor Estella, una pequeña escuela de manualidades de la localidad navarra.

Los comentarios de algunos expertos no pueden ser más certeros: “¡Parece un ninot, una falla valenciana!”, afirmó la restauradora Carmen Usúa que denunció haberse lijado sin sonrojo la policromía, se le ha aplicado escayola y se ha repintado dándole tres manos. El historiador Mikel Zuza, miembro del Consejo Navarro de Cultura, también se lamentó sobre la desdichada intervención, “Imagino que hubiera querido salir a galope de su capilla antes de consentirlo. Qué pena que no pudiese lograrlo. Ahora se ha convertido en una figura de carrusel de feria”.

La magnífica talla de estilo gótico hispano-flamenco de San Jorge a caballo abatiendo al dragón, se representó vestido de guerrero, con el yelmo levantado. Tenía la particularidad de que era prácticamente la única de la época que mostraba con exactitud cada pieza de la armadura completa de los caballeros de fines del siglo XV hasta principios del siglo XVI. Se realizó en madera de nogal y su peso es de unos 250 kg.

Tras la constatación de los expertos por los daños sufridos, la Dirección General de Cultura de Navarra tomo cartas en el rocambolesco incidente: salvar en la medida de lo posible los daños ocasionados por la aficionada que correrían a cargo de la parroquia de San Miguel. Además, propuso una sanción de 12.000 euros a los responsables, tanto a la parroquia como a la empresa Karmacolor, a quien pertenecía la pintora responsable de una grave infracción administrativa. En total, una sanción de 6.010 euros a cada uno de ellos.

La restauración del santo concluyó con éxito en junio de 2019, donde se le devolvió la dignidad a este soldado cristiano de Roma.

4. San Antonio de Padua de Soledad, en Colombia

A primeros de septiembre de 2018, se crea una gran polémica entre los feligreses del municipio colombiano de Soledad que han protestado por el “maquillaje” que le pusieron a la estatua de San Antonio de Padua, patrono de la región y que, según algunos locales, “parece una Drag Queen”.

La restauración de la estatua, ubicada en la iglesia principal, fue criticada por toda la población. Una creyente dio su opinión a Caracol Radio: “Ya no es el mismo patrono al que le he orado durante los últimos 12 años… se pasaron de sombra, rubor y brillo en los labios. Se ve afeminado”, consideró la mujer.

¿Ustedes se imaginan el impacto de esas viejecitas devotas entrando a rezar a su santo patrono y encontrarse con que se ha convertido en la señora Antonia?

Aún se desconoce quién fue el artista de la cuarta de nuestras restauraciones de hoy y quién la mando realizar. Sí se sabe que el rostro de la estatua estaba deteriorado por las termitas que reducían su madera. Por la restauración se habría pagado 328 dólares, abonados por la misma iglesia. Sin embargo, la administración local investiga para confirmar la información.

Juan Camilo Duque, restaurador de obras de Soledad escribió en Twitter: “Las decisiones que se tomen sobre el patrimonio cultural no pueden ser tomadas por una sola institución, ya que este pasó de ser un asunto exclusivo de expertos para convertirse en un compromiso y una responsabilidad de todos los colombianos”.

5. Las tres tallas del siglo XV de Rañadoiro

El 8 de septiembre de 2018 (tan solo cinco días después del incidente con San Antonio de Padua y tres meses del de la talla de San Jorge), tres figuras del siglo XV y XVI, pintadas de chillones colores por una vecina del pequeño pueblo de Rañadoiro, se convierten en el ‘Ecce Homo asturiano’.

Se trata de tres tallas de madera, anteriormente de lo más sobrias, albergadas en la Ermita de Rañadoiro en el concejo asturiano de Tineo: una de la Virgen con el Niño y Santa Ana; otra de San Pedro; y otra de la Virgen con el niño Jesús (las dos últimas policromadas).

La autora del despropósito es María Luisa Menéndez, que regenta un estanco en la cercana localidad de La Espina, y así explicó lo sucedido en un artículo del diario El Comercio: “Yo no soy una pintora profesional, pero siempre me gustó, y las imágenes tenían mucha falta de pintarse. Así que las pinté como pude, con los colores que me parecieron, y a los vecinos les gustó”, añadió muy sorprendida por la reacción a su trabajo. Y confirmó Menéndez que tenía permiso del párroco de la ermita. 

La paleta de colores de las tallas románico-góticas que la estanquera asturiana aplicó sin escrúpulos, van desde los azules añil o fucsias, al “espeluznante verde lechuga” de la vestimenta del Niño Jesús.

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ordenó a la directora general de Patrimonio que abriese un expediente informativo. Un procedimiento que puede llevar parejo un expediente sancionador o de reparación. La investigación servirá también para dilucidar si el párroco de la iglesia en la que se encuentran estas tallas incurrió en algún tipo de responsabilidad al aceptar que una vecina inexperta se hiciese cargo de la restauración.

6. La Inmaculada Concepción de los Venerables de Murillo

En junio de 2020, en un intento de restaurar una copia de La Inmaculada Concepción de Los Venerables del artista barroco, la tragedia vuelve a ocurrir, convirtiendo el bello rostro de la Virgen María en un verdadero “cromo”.

Y, en esta ocasión, el culpable fue un restaurador de muebles que limpió dos veces la copia de Murillo con resultados nefastos… ¿Un restaurador de muebles? Sí, han leído bien; primero emborronó el cuadro… ¡Uy, esto me suena! ¿No será que Cecilia Giménez, la anciana de Borja, ha montado una academia y se le está llenando el país de discípulos?

Tras el despropósito de la primera restauración, el restaurador de muebles consolidó sobre él una segunda limpieza pretendiendo que emergiera el original por arte de magia y así recuperar su belleza. Viendo que no se produjo tal milagro, garabateó y garabateó hasta que el resultado no fue otro que un caótico bulto deforme con labios rojos que parece prima hermana del de Borja.

A este desastre se le conoce como ‘El Ecce Homo valenciano’… Cómo sigamos así, vamos a cubrir de Ecce homos todas las comunidades de nuestro país… ¡Y no es plan!

7. La Pastora de Palencia

Noviembre de 2020. Vamos con la última de nuestras restauraciones. El último ‘Ecce Homo’, víctima de la idiotez humana, saltó de nuevo a los titulares mundiales como una restauración fallida del altorrelieve de la fachada de un edificio histórico donde el que fuera el delicado rostro de una pastora se convirtió en un monigote desfigurado. 

Días Antes del hallazgo, los dueños de Vivaldi, una floristería de Palencia, le comentaron al pintor Antonio Capel que algo andaba mal en la fachada del hermoso edificio ubicado en el corazón de la ciudad en la calle Mayor, que ahora alberga una sucursal del banco Unicaja. Capel se sorprendió por lo que le sugirieron, subió a su estudio y, a través del zoom de su cámara, apareció ante sus ojos aquella monstruosidad: los ojos de la estatua estaban en el lugar equivocado y su nariz y boca habían sido torpemente diseñadas.

Con tremenda educación bromeó Capel, “Quienquiera que haya sido el responsable de la restauración no era un buen artista”. Una observación respaldada por la Asociación Española de Conservadores y Restauradores de que no se trataba de un trabajo profesional.

Incluso, el periódico británico The Guardian se hizo eco de la noticia y comparó el parecido de la estatua con el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Los chapuzas responsables de la mano de obra simplemente utilizaron una técnica de trazado para modelar la cara con yeso con la esperanza de que fuera demasiado alta para que alguien lo notara.

El administrador del edificio informó a los propietarios, en 2017, de que las fuertes lluvias habían provocado la caída de escombros y piezas, incluido el rostro de la pastora, en la fachada del edificio.

Unicaja niega cualquier responsabilidad alegando que solo son dueños del local de la sucursal y el segundo piso. Hace años era Caja Duero el propietario de todo el edificio, pero vendieron los pisos superiores durante la adquisición a propietarios privados. El Ayuntamiento de Palencia confirmó haber hecho un llamado a los propietarios para reparar los daños que podrían suponer una amenaza para la seguridad pública.

A mediados de junio de 2022 se acabaron las burlas pues la caricatura de Donald Trump se ha corregido, recuperando el rostro original de la hermosa pastora.

Ahora cobra sentido la frase que mi abuela solía decir con frecuencia: “Hay más locos fuera que dentro”.

Lo último, y acabo: una empresa japonesa vende llaveros de restauraciones de arte fallidas de España.

Y yo me pregunto ¿Qué pensarán en otros países de las “ habilidades artísticas” de nuestro país?  Porque a este ritmo…

10 increíbles secretos ocultos en cuadros famosos

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
roxana-esteve
Cantante lírica, actriz, dramaturga y RRPP de teatro. Debuté a los 14 años en Zarzuela, siendo la tiple cómica más joven de España, realizando mi carrera lírica con las principales compañías del país. Pasé al teatro clásico, perteneciendo durante quince años a la Cía. Titular del Teatro Español a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Comencé en el mundo de la dramaturgia con las obras “Aventuras en el jurásico”, “Los alumnos de Merlín” y “Vecinas”, Actualmente acabo de terminar mi primera novela “Dos mujeres sí pueden ser amigas”.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Mad Cool Festival anuncia sus primeros confirmados

Robbie Williams actuará en España el próximo verano

Lo que nunca habrías imaginado de Angela Lansbury

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades