Fallece María Fernanda D’Ocón

roxana-esteve

Con ella se nos va parte de la historia de la escena

Ayer jueves, en Barcelona, la ACTRIZ (con mayúsculas) valenciana, María Fernanda D’Ocón nos dejó a los 84 años.

La D’Ocón, uno de los primeros rostros de la televisión, fue la actriz principal del María Guerrero durante toda una década. Dos veces Premio Nacional de Teatro, Premio Miguel Mihura, Premio Memorial Margarita Xirgu, el Mayte de Teatro o el Ercilla, fueron algunos de los más de 55 prestigiosos reconocimientos que recibió por su maestría sobre las tablas. Ella guardaba todos, hasta los que le concedían en pueblecitos pequeños. Fue nominada como Mejor Actriz Protagonista en los Premios Goya por su papel en ‘Caminos de tiza’, en 1988.Aunque quería casarse y tener niños, su primera vocación fue la de ser cantante de ópera, y con 16 años estudió canto en el conservatorio como discípula del barítono alicantino José Luis Lloret. Allí compartió clases con compañeros como el tenor Bernabé Martí (marido de la soprano Monserrat Caballé). Aunque, por indicación de su profesor de canto Lloret, ella comenzó a estudiar interpretación y en la clase de declamación de la actriz de verso Carmen Seco, ésta, le hizo cambiar su nombre María Fernanda Conejos por María Fernanda D’Ocón. Salvador Salazar, que era el director del TEU (Teatro Español Universitario), la descubrió al escucharla en una de esas clases de declamación interpretando ‘La sonatina’ de Rubén Darío, y le ofreció el papel protagonista en ‘La farsa de Maese Mimín’. Y así, con tan solo 16 años tras participar en aquel montaje del TEU, descubrió su amor por el teatro.

Por culpa de la recomendación de su profesor de canto nos perdimos a una descarada y coqueta Musetta de La bohème, o a una enamorada y luego despreciada Madame Butterfly… personajes maravillosos de la ópera. Eso sí, gracias a su consejo, ganamos a una de las más grandes damas de la escena en España.

Se casó en 1959 con el actor, periodista y director de escena Mario Antolín y, junto a él, formó su propia compañía, con la que en 1961 obtuvo un gran éxito con ‘Melocotón en almíbar’.

De la mano de José Luis Alonso, con el que había dado sus primeros pasos escénicos, llegó al Teatro María Guerrero, donde interpretó obras como ‘La dama duende’, ‘Así es si así os parece’, ‘Cuatro corazones con freno y marcha atrás’, ‘Los bajos fondos’, ‘El concierto de San Ovidio’, ‘Dulcinea’, ‘Los caciques’, y en1972 ‘ Misericordia’ (montaje que se repuso en 2001 por Manuel Canseco en homenaje a la muerte de José Luis Alonso).

Alberto González Vergel la dirigió en  ‘Marta la piadosa’, el único musical en el que participó y en el que el público la pudo escuchar cantar.

Era divertida, encantadora, sensible… Trabajó con los mejores actores/actrices y directores de la mitad del siglo XX. Todos ellos han tenido la gran suerte de trabajar junto a ella.

Maravillosa e inolvidable mujer, siempre será recordada por el que fue el personaje de su vida: su Benina, del histórico montaje de ‘Misericordia’ (1972) de Benito Pérez Galdós que José Luis Alonso dirigió en el Teatro María Guerrero

Protagonizó el capítulo ‘El televisor’ de la serie ‘Historias para no dormir’ de Chicho Ibáñez Serrador; y estuvo al frente de ‘La mansión de los Plaff’ desde el 79 hasta el 81.

Siempre decía que a ella no le gustaba trabajar en el escenario, le gustaba representar y sentir, y vivió por y para el teatro. Dijo que la profesión se lo había dado todo, pero ella sí que nos dio su talento, su magia interpretativa y su voz bella y rotunda…, que ayer desgraciadamente se apagó.

Los restos mortales de Doña María Fernanda D’Ocón, reposarán en Madrid, donde descansan sus padres.

Fotografía cedida por el Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
roxana-esteve
Cantante lírica, actriz, dramaturga y RRPP de teatro. Debuté a los 14 años en Zarzuela, siendo la tiple cómica más joven de España, realizando mi carrera lírica con las principales compañías del país. Pasé al teatro clásico, perteneciendo durante quince años a la Cía. Titular del Teatro Español a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Comencé en el mundo de la dramaturgia con las obras “Aventuras en el jurásico”, “Los alumnos de Merlín” y “Vecinas”, Actualmente acabo de terminar mi primera novela “Dos mujeres sí pueden ser amigas”.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

Arranca la Aste Nagusia después de dos años de ausencia

Se pospone el Festival Internacional de Luz

Rage Against The Machine no podrá actuar en España

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades