actualidad

retrato-maria-galiana

María Galiana: “Mi marido fue mi Pigmalión”

Roxana Esteve -
8/septiembre/2021

Esta gran actriz sevillana antes de su gran salto al mundo del espectáculo era licenciada en Filosofía y Letras y ejerció como profesora de Historia e Historia del Arte en varios institutos públicos de su Sevilla natal. Tenía vocación de docente, pero también sintió el gusanillo de la interpretación desde siempre. Actualmente es la cabeza de cartel junto a Juan Meseguer de la obra de teatro ‘El abrazo’ de la escritora sueca Christina Herrström, en versión y dirección de Magüi Mira.

Roxana Esteve: María, por favor, ¿nos puede hablar de esa Maria Galiana que no conocemos?

María Galiana: Bueno, no sé si se refiere a la María Galiana actriz o María Galiana profesora. Realmente a la profesora no la conocéis. No me considero que pertenezca al mundo de la farándula, porque he llegado tarde… tarde para mí. En general tarde para lo que es la sociedad donde no se empieza a trabajar nunca con más de 50 años en una cosa como ésta. De todas maneras, siempre creí que valía para esto, porque en la universidad sí hice teatro algunas obras con el TEU (Teatro Español Universitario) que era lo más cercano a la carrera que estaba estudiando.

No conocía el mundo de la interpretación y tampoco se me ocurría investigar. Además, en esa época nunca se me ocurrió que me podría dedicar a esto de una manera profesional ¡No se me pasó por la cabeza, francamente! Hice una serie de representaciones que me dieron la seguridad de que valía para esto porque me salía bien.

Me parece maravillosa la profesión, la pertenencia a ese mundo, ese amor que noto en los compañeros que han tenido desde siempre, desde pequeños, tanto a la música en el caso de la zarzuela, porque yo soy muy aficionada, ¡me las sé todas! desde pequeña, mi padre me aficionó, ¡hasta mi abuela, no te digo más, asistió al estreno de La Verbena de la Paloma! Mi padre nació en 1905 y mi abuela se casó en 1890 y algo, y me recordaba los estrenos de La Verbena y La Gran Vía; quiero decir con esto, que siempre he sido una gran aficionada, pero nunca se me había pasado por la cabeza ser protagonista, ¡no! pero al menos, persona trabajadora del mundo del teatro.

No he sido una persona frustrada por no hacer algo que me gustara desde siempre como puede ser la interpretación. Me ha gustado, pero no la he echado de menos, porque me ha gustado mucho la docencia, ambas cosas, ¡más bien la docencia que la interpretación! no tengo esa especial satisfacción de llenarme de ilusión y de alegría por el hecho de ser aplaudida, no tengo esa sensación, me encanta estar en el escenario lo considero como mi propia casa. No me molesta, ¡es más, me gusta! pero no estoy como que me falta algo cuando no tengo actuación. Yo lo veo en mis compañeros que sí es así, que tienen esa tendencia o vocación. 

Yo he tenido seis hijos, me he casado, he hecho mis composiciones de instituto, me lo he pasado bomba con los alumnos, ¡me encanta la gente joven! los entiendo, pero yo no soy una actriz al uso, esa es la verdad.

R.E: ¿Qué ópera necesita usted oír para levantar el ánimo? Y ¿Qué ópera recomendaría a esas personas que no saben lo que es la ópera o la zarzuela?

María Galiana: Yo empezaría por la zarzuela, porque es mucho más cercana. Primero, porque es en español y eso es muy importante; segundo, porque los argumentos que son muchas veces muy livianos, conflictos amorosos etc., son como escenas de nuestra propia vida, son muy pegadizas, es muy fácil reproducir la música. A poco que se tenga un poquito de oído, pero yo empezaría por la zarzuela. La gente joven y no tan jóvenes que no ha oído nunca una zarzuela, si no han oído estas cosas es muy difícil que también empiecen a oír la ópera.

He tenido la suerte de tener un padre que es el que me ha introducido en estas cosas, yo he ido con mi padre a la zarzuela a todas las compañías que venían a Sevilla, y mi abuela las canturreaban y mis tías y mi padre. A mí, no me resultaba difícil siendo yo muy joven aquí en Sevilla, habiendo una temporada de ópera donde venían famosísimos tenores como Lauri-Volpi, a los que he oído en persona en los años 40 y yo era una niña, pero quiero decir que a partir de los 50 que fue la última temporada de ópera, que se acabo, pero yo ya estaba iniciada en esto. Y luego estaban los discos que para los que hemos sido aficionados han sido muy importantes aquellos famosos de 33 rpm.

R.E. ¿Usted tiene voz?

María Galiana: ¡No yo no, no, no, no! intenté, ¡bueno! yo cantaba en el colegio con las cantoras, hacia la cuarta, era más baja todavía que la contralto.

R.E: Sobre la obra que está haciendo actualmente de El abrazo, ¿se identifica en algo con Rosa, el personaje que interpreta?

María Galiana: ¡No, Muy poco! Bueno, en realidad en algunas cosas sí. Verdaderamente no he sido sincera, porque digo “muy poco”, pero simplemente en algo sí me identifico: que soy una persona que vivo sola. Mi marido murió hace 13 años. A pesar de mis hijos, sigo viviendo sola y amo la soledad. En eso sí me parezco a Rosa.

R.E: ¿Por qué no debemos perdernos la función ‘El abrazo’?

María Galiana: Es una función que dice muchas cosas. Hay una deriva de una primera postura argumental, como es el encuentro de dos amantes ya mayores después de muchos años, o como es la añoranza en su subconsciente de ese hijo que no tuvieron. La posible aparición de ese hijo y como la deriva de la posibilidad de aceptarlo o no, está completamente sobre el tapete. Es una situación que puede ser la de cualquier persona que acepta o no a alguien que viene de fuera.

A mi me parece que la gente que le gusta el teatro puede disfrutar muchísimo del ritmo de como está expresado, ese especial doble plano, realidad, ficción surrealista. Y a las personas que no le gustan el teatro pueden encontrar una serie de situaciones muy reales, muy verdaderas, al mismo tiempo que parece que es una contradicción lo que estoy diciendo por el surrealismo, sin embargo, se impone una visión también bastante autentica, bastante verdadera de la situación actual respecto a gente que aparece en nuestra vida, y a la que no esperamos.

R.E: María, ¿tiene Vd. algún amuleto en su camerino?

María Galiana: En mi camerino no tengo nunca nada, ¡absolutamente nada! Tengo un bolsico muy chico, donde lo que hay es un espejo, un lápiz para pintarme un poco los ojos y una barra de labios, porque yo no me pinto nada, me pinto un poco los labios para tener un poco de expresión, soy negación de las personas que tienen recuerdos, no soy nada nostálgica…

Si estoy un mes como ahora en Barcelona en el mes de noviembre, pues a lo mejor si me ponen una cafetera, ¡eso sí! Tomarme un café con leche antes de la función ¡Eso es un rito para mí!

R.E: ¿Cuál de los premios o de los reconocimientos que ha recibido usted, no se lo esperaba, o lo ha recibido más gratamente?

María Galiana: ¡Yo no me esperaba ninguno! el Goya, la medalla a las bellas artes, la medalla de Andalucía… pero de verdad el que he considerado más justo ha sido la medalla al trabajo que me la dio el ministro Caldera, y duró muy poco, esa sí que dije de todos los premios que me habéis dado unos pueden ser más justos y otros menos. El Goya si me pareció justo pues me salió magistral, ¡me salió y me salió hay que reconocerlo!, pero en los otros…, hay que reconocer que influye mucho los conocimientos, por ejemplo, en la de Andalucía que era Carmen Calvo que la caía muy bien, esas cosas hay que tenerlas en cuenta, se reúnen y dicen ¡mira esta que lo agradece muy bien y ya está!

¡Yo soy muy escéptica!, además, analizo todas las cosas, ¡nunca me las creo! Pero cuando me dieron la del trabajo por los 40 años, tanto de profesora como de actriz, pues realmente, no solamente en mi nombre y como representación de todas las docentes que hemos estado al pie del cañón y que nos hemos merecido la medalla del trabajo, ¡como otras actrices, también…! ¡Ese premio, sí me gustó!

R.E: Estuvo casada 47 años con Don Rafael González Sandino, filósofo y admirado profesor de la escuela de arquitectura de la universidad de Sevilla, ¿con qué palabras RECUERDA usted a su esposo?

María Galiana: ¡Era un hombre excepcional, absolutamente! Yo no he tenido en mi vida más hombre que éste a todos los efectos, y estoy muy orgullosa de ello. No solamente no me he arrepentido, ni he tenido nunca el momento de cambiar o tener una relación diferente, ¡no! en mi caso, no he tenido esa necesidad, también por esa tendencia de a la no necesidad de compañía. Hemos vivido muchas épocas diferentes.

Mi marido estuvo también en Canarias destinado tres cursos, yo no me cambié pues tenía ya mi plaza y tenía mis 5 hijos aquí. Estando en Canarias era él, quien pedía luego el traslado a la península. Hemos estado separados en diferentes ocasiones, físicamente me refiero, hemos vivido en Ronda y cuando él ya consiguió plaza en Sevilla nos vinimos y nunca he tenido la tentación de prescindir de él. Además, ha sido para mí absolutamente mi sombra benefactora porque yo, muchísimo de lo que he conseguido personalmente como la construcción de mi propia personalidad, se la debo a mi marido, como tutor para llamarlo así, ¡fue mi Pigmalión!

R.E: ¿Le puso alguna traba Don Rafael en algún momento por dedicarse a esta profesión?

María Galiana: ¡Al revés! disfrutaba con mis éxitos, y estaba contentísimo de pensar que independientemente de mi profesión como profesora, pudiera al cabo de la vejez conseguir entrar de lleno en el mundo de la interpretación.

Es curioso que me preguntaban ¿Y su marido que le dice que tenga que venir Vd. a Madrid y él se tenga que quedar con los niños en Sevilla?… y yo decía ¡Si fuera al revés, si fuera mi marido quien se hubiera dedicado a la interpretación le preguntaríais a él, que pensaba su mujer?

R.E: Para terminar Dª María, ¿qué consejo daría a los jóvenes y a los no tan jóvenes que se quieren dedicar a la interpretación?

María Galiana: Mi consejo es que se convenzan por los múltiples caminos que hay para saber si sirven para esto, porque no es lo mismo que le guste a uno muchísimo una cosa a que lo sepa hacer, hay muchos que tiene la ilusión tremenda de realizar esto de la interpretación porque les gusta tanto que piensan que eso no es posible que les salga bien, y no les salen esa es la verdad, y yo veo chicos que me dan pena que llevan años detrás de esto queriendo vivir de esto y malviven esa es la verdad y tienen mucha edad algunos y todavía están compartiendo un piso porque no tienen la posibilidad y el lujo de comprar un piso o alquilar ellos solos, y es verdad que dicen que a veces tienen mucha mala suerte y que los castings no se les da bien, y es cierto pero hay algunos que es que son muy malos francamente a mi no me gusta concebir falsas ilusiones, desgraciadamente hay muy poco trabajo para tantas personas que lo solicitan, muy poco y todas esas masas que salen de las escuelas de arte dramático, ¿todos de verdad van a ser validos?, se cuentan con los dedos de la mano es muy, muy difícil.

Yo, además de el Cuéntame, y El abrazo, llevo haciendo unos recitales con el barítono Luis Santana y con Víctor Carbajo, ¡maravilloso pianista! Esos recitales los hemos hecho durante todo el año de poemas algunos, y otros, de las cartas de la Pardo Bazán a su amante. Yo soy la que intercala poemas y ellos, hacen unas canciones maravillosas, todas clásicas del siglo XIX y XX ¡Lo estamos pasando muy bien! pero yo, ya tengo que pararlo para ir al teatro y entre semana hacer la serie Cuéntame.

Muchas gracias Dª María. ¡Me ha enamorado! Me despido de usted, con ¡UN GRAN ABRAZO!

Entrevista de Roxana Esteve. Foto de Javier Naval

Noticias relacionadas

Llega CaixabankMadrid Live Experience

Iberseries Platino Industria proyecta la serie ‘Doctor Portuondo’

Arte

La Fundación ARCO apoya el arranque de la temporada expositiva

La Fundación ARCO apoya el arranque de la temporada expositiva

Cine

‘El Día de la Bestia’ de Álex de la Iglesia vuelve a los cines en 4K

Cine

La Academia de Cine celebra el centenario de Fernando Fernán-Gómez

Kultura

malenia-alterio-los-que-hablan

100 actividades culturales gratuitas en Madrid

Teatro

nacho-cano

Nacho Cano consigue espacio municipal para sus espectáculos

Cine

La 69 edición del Festival de San Sebastián acoge la presentación de la serie ‘Raphaelismo’

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades