8 de abril, 49 años sin Picasso

roxana-esteve

15 anécdotas de la vida de un portento

El poderío de un genio, uno de los artistas más importantes, un icono del siglo XX: Pablo Picasso. Su estilo es reconocible por todos, incluso a primera vista. ‘Las señoritas de Aviñón’, de 1907, cambió el arte para siempre, considerado el punto de partida del arte moderno. Con este cuadro, primero llamado ‘El burdel de Aviñón’, Picasso crea un nuevo universo pictórico: el cubismo.

La historia de su vida es igual de apasionante que su virtuosa obra.
Recordamos 15 curiosas anécdotas que han ayudado a forjar la leyenda del gran maestro malagueño.

1. Según el registro civil, su nombre de pila está compuesto por 23 palabras: Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Mártir Patricio Clito Ruiz y Picasso ¡Vamos, que cuando la madre terminaba de llamarle, el niño ya había llegado al pueblo de al lado!

2. Picasso era hijo de María Picasso y López y del pintor José Ruiz y Blasco, profesor de arte en Málaga, Coruña y Barcelona, pero algunos comentan que José dejó la profesión de pintor cuando Pablo cumplió 15 años, superado por el arte de su hijo.

3. Fue un niño prodigio. Terminó su primer cuadro ‘Le Picador’ o ‘El pequeño picador amarillo’ con tan solo 9 años, utilizando como “lienzo” la tapa de una caja de puros ¡Y, el muchacho lo hizo la mar de bien!  El cuadro fue un claro homenaje a la tauromaquia, una de las pasiones que el pequeño Picasso disfrutaba junto a su padre.

4. En 2013, ‘La Rêve’, también conocido como ‘El Sueño’, pintado por Picasso en 1932, se convirtió en el cuadro vendido más caro del mundo (Colección privada de Las Vegas). La obra cubista representa a una de sus mujeres, se vendió por más de 100 millones de euros.

5. El pintor malagueño realizó más de 16.000 obras, considerándosele el inventor del cubismo junto al pintor y escultor francés Georges Braque (Casas en L’Estaque).

6. Al  convertirse en un artista célebre y acaudalado, Picasso, para exponer sus obras, compró un castillo en el que llenó sus paredes con sus propios trabajos. Al completar el castillo de sus obras, compró otro.

7. En 1911, Picasso fue sospechoso, junto a su amigo el poeta Guillaume Apollinaire, de haber participado en el robo de ‘La Gioconda’, que tuvo lugar en el  Museo del Louvre de París. Tras horas de interrogación sin prueba alguna, finalmente les dejaron libres. Pero ¿Por qué fue sospecho del robo de La Gioconda? Todo se debió a que, unos años antes, el malagueño, que en aquellos días estaba fascinado con el arte antiguo y primitivo, le había comprado unas estatuillas ibéricas al belga Honoré Joseph Géry; éste, las había robado del museo no sabemos cómo, pero lo que sí conocemos es que Picasso las compró por 50 francos, con la complicidad de Apollinaire que conocía su procedencia.

Dos años después del hurto de La Gioconda, Vicenzo Peruggia, un obrero italiano y autor material del robo, fue detenido en Florencia al intentar venderle la obra a un anticuario, pero éste avisó a la policía. Peruggia aseguró que había actuado solo, y también afirmó que el motivo del robo fue únicamente que el cuadro regresara a su lugar de origen.

8. Curiosamente, las obras de Picasso se convirtieron en el blanco perfecto de los delincuentes…, tres años después de su fallecimiento, 6 hombres encapuchados y armados asaltaron el Palacio de los Papas de Aviñón llevándose nada menos que 118 cuadros del famoso pintor. Pocos días después, les detuvieron y en la furgoneta, que había sido alquilada para el atraco, se encontraron todas las piezas hurtadas.

‘Cabeza de mujer’, un regalo del pintor español al pueblo griego en la Segunda Guerra Mundial, fue recuperado el año pasado, nueve años después de su robo, junto a una pieza de Piet Mondrian sustraída en el mismo robo en la Galería Nacional de Atenas.

9. Hay una leyenda que cuenta que plantó cara a los nazis sin moverse de su estudio de París. Pablo Picasso, al igual que el músico Pau Casals, se quedó en 1940 en París, en lugar de buscar asilo en otro país tras la entrada nazi a París. Picasso dio refugio a otros antifascistas y, aunque nunca lo pillaron “in fraganti”, estuvo todos esos años en el punto de mira de la Gestapo. El embajador de la Alemania nazi Otto Abetz, coleccionista de cuadros de pintura contemporánea que Hitler desestimaba, fue a verlo a su taller parisino de la Rue des Grands Augustins y le pidió que le enseñara lo que estaba haciendo. Cuando Picasso le mostró una reproducción del Guernica, el alemán exclamó: “¿Pintó usted eso, monsieur Picasso?” “No, señor, lo hicieron ustedes”, le respondió Picasso.

En 1945, la periodista francesa Simon Téry le preguntó directamente a Picasso si esa anécdota era cierta, “Sí” respondió, “es cierta…, más o menos”.

10. En 1953, Picasso, con 71 años, conoce a Jacqueline Roque, de 26. Años más tarde, Jacqueline se convirtió en su segunda esposa, siendo la musa que inspiró más obras del pintor. Estuvieron juntos 20 años, hasta que Picasso murió en 1973. En 1986, Jacqueline se suicidó.

11. ‘El Guernica’, la obra más reconocida del artista, estuvo fuera de España hasta el fin del Franquismo. El mural se mantuvo en el Museo de Arte de Nueva York desde 1940, pero por petición del propio Picasso, volvió a suelo español el 10 de septiembre de 1981 desde el Boeing 747 EC-DLD Lope de Vega, vuelo comercial (319 pasajeros) de Iberia, procedente del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York,  y aterrizó en el aeropuerto de Barajas rebautizado como ‘el último exiliado’.

Con los motores aún encendidos, el comandante del vuelo, Juan López Durán, tomó la palabra, “Señoras y señores, bienvenidos a Madrid. Tengo que comunicarles que han venido acompañando al Guernica de Picasso en su regreso a España” ¿Se imaginan las caras de sorpresa de los pasajeros? ¡Qué buena anécdota para contar a los nietos!

12. El pintor también fue poeta y dramaturgo. Se conservan de él más de 300 poemas y dos obras de teatro: ‘El deseo cogido por el rabo’ (1941), y ‘Las cuatro niñas’ (1948).

13. Picasso trabajó y vivió en unos 20 sitios entre 1900 y 1973.

14. Cuando falleció, el 8 abril de 1973, a los 91 años, había acumulado una inmensísima fortuna y una gran cantidad de obra artística; un legado de 45.000 obras entre pinturas, dibujos, cerámica, esculturas, planchas de grabado, libros ilustrados, y tapices. Además de los dos castillos, fue poseedor de tres casas, millones en dinero efectivo y en torno a un millón de euros en oro.

15. Tras su muerte, al terminar el inventario de sus obras, su hijo Claude Picasso comentó, “Tendríamos que alquilar el Empire State Building para albergarlas todas”.

Ningún otro artista se ha acercado a ser tan prolífico como él.

“El amor es el mejor tónico de la vida”- Pablo Picasso

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Telegram
roxana-esteve
Cantante lírica, actriz, dramaturga y RRPP de teatro. Debuté a los 14 años en Zarzuela, siendo la tiple cómica más joven de España, realizando mi carrera lírica con las principales compañías del país. Pasé al teatro clásico, perteneciendo durante quince años a la Cía. Titular del Teatro Español a las órdenes de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Comencé en el mundo de la dramaturgia con las obras “Aventuras en el jurásico”, “Los alumnos de Merlín” y “Vecinas”, Actualmente acabo de terminar mi primera novela “Dos mujeres sí pueden ser amigas”.

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades
Otros artículos relacionados

La Historia Interminable. El Musical ¡Arte vivo en un espectáculo GRANDIOSO!

La piel del tambor da el salto a la gran pantalla

Suscríbete a la newsletter

¿Quieres estar al día de todas las novedades culturales? Con beKultura es posible, ¡suscríbete!

¡No te pierdas ni una sola noticia!

Inscríbete a nuestra newsletter y canal de Telegram para estar al día de todas las novedades